About Bandoleros   Home Nederlands   Home Deutsch   Home Français   Home Español
Alojamiento  Precios  Ofertas  Gastronomia|Vino  Actividades  Localidad: Juzcar  Contactos  Como Llega

Sobre los Bandoleros

Las intrincadas sierras de Andalucía, llenas de barrancos y quebradas, cuevas y valles escondidos, eran, tiempo atrás un refugio para aquellos que no se llevaban bien con la ley. Allá por el siglo IX, la fortaleza de Bobastro, cerca del desfiladero de El Chorro, fue el epicentro de la prolongada y generalizada oposición al gobierno Cordobés, guiada por una especie de Robin Hood Islámico llamado Omar Ben Hafsun. Ben Hafsun provenía de una familia de muwallads (Cristianos conversos al Islam) pero se volcó al bandolerismo después de ser repudiado por su padre por matar a un vecino. Ganando seguidores y apoyo popular rápidamente, en parte, se dice, porque defendía a los campesinos en contra de los impuestos y del trabajo forzoso, en un momento llegó a controlar todo el territorio comprendido desde Cartagena al Estrecho de Gibraltar.

En el siglo XIX, los bandoleros que asaltaban a los ricos también se volvieron héroes. El más famoso fue El Tempranillo, nacido en 1800 en Jauja, cerca de Lucena en la Provincia de Córdoba. A la edad de 22 años el afirmaba: ‘El rey podrá reinar en España, pero en la sierra mando yo'. Rubio y educado con las mujeres, El Tempranillo, se dice, exigía una onza de oro por cada vehículo que pasase por sus dominios.

Fueron estos bandoleros y sus actividades los que llevaron al gobierno a establecer, en 1844, la Guardia Civil, la fuerza policial rural de España. Muchos de estos bandoleros fueron puestos al servicio de los caciques, los terratenientes locales y jefes políticos y también al servicio de la misma Guardia Civil. El Tempranillo encontró su fin a su manera, asesinado por un compañero.

El último de los bandoleros fue Pasos Largos, un ágil, inteligente y furtivo asesino que rondaba el área entre El Burgo y Yunquera, al este de Ronda. Fue asesinado oficialmente de un balazo por la Guardia Civil en 1934 aunque algunos afirman que su asesino fue un compañero traidor.

Bario del Bandolero
Campo del Bandolero, antes "Havaral"



El Bandolero, El Tempranillo, (1805-1833)


Una de las atracciones menos conocidas de la Andalucía del siglo XIX, era la experiencia de ser retenido por alguno de los numerosos bandoleros de la región. Cuando turistas británicos y de otras partes del norte de Europa comenzaron a incluir Andalucía en sus itinerarios de viaje, algunos llegaron tan lejos como a pagar para ser retenidos por un bandolero y su pandilla. Y ninguno de ellos fue tan famoso como José Maria Hinojosa Cabacho, 'El Tempranillo' , nacido en Jauja el 21 de Junio de 1805 y enterrado en la aldea vecina de Alameda 28 años más tarde. La mayoría de los bandoleros llegaban a esa situación dada la extrema pobreza y la dureza del sistema feudal todavía vigente en España, mientras que unos pocos, como el famoso torero José Ulloa Tragabuches , eran hombres de la nobleza, llevados a ser buscados por la ley por algún crimen pasional. El Tempranillo nació en una familia muy pobre, durante las privaciones a las que fueron sometidos por las invasiones Napoleónicas a España, al principio del siglo XIX. Se dice que mató por primera vez a los 13 años, a un hombre, posiblemente por algún ataque a su familia o una ofensa a su madre. Cualquiera que fuera la causa, evadió el arresto y se unió a una banda de jóvenes bandoleros, formando luego su propia banda ubicada en una cueva cerca del paso de los Despeñaperros, la ruta principal hacia Andalucía desde el norte.

Esencialmente los bandoleros vivían de diezmos de los viajantes ricos, quienes se aseguraban una travesía segura, muchas veces cobrándolos a plena luz del día. El Tempranillo pronto se hizo famoso por su encanto, como cuando le dijo a una viajera 'Ah, señora! Una mano tan hermosa como la suya no necesita de adornos!' mientras que aliviaba a la viajera de sus anillos y otras joyas, antes de besarle la mano y desearle un feliz viaje. También adquirió una fama de Robin Hood redistribuyendo su dinero mal habido entre los pobres. No todos los bandoleros eran tan galantes, pero El Tempranillo se convirtió en un ídolo en toda Andalucía y alrededores.

En un momento las frustradas autoridades, bajo el mando de Don Vicente Quesada, Capitán General de las fuerzas armadas de Andalucía, ofrecieron una recompensa de seis mil reales al soldado, voluntario o habitante que capturase al El Tempranillo, vivo o muerto.

Un astuto auto publicista, El Tempranillo, un hombre bajo con una sola mano (perdió la otra en un accidente con pistolas), se convirtió en un exponente temprano de las citas cortas. Una vez anunció que mientras el rey reinaba en España, él, El Tempranillo, reinaba la sierra, en efecto, su apodo era Rey de Sierra Morena. Se casó con una joven mujer, María Gerónima Francés, de la aldea Torre Alháquime en la región de Cádiz, pero murió al dar a luz en 1831. El Tempranillo escandalizó a las autoridades cuando, con la ayuda de cincuenta hombres a caballo, entró en la villa de Grazalema, al noroeste de Ronda, para bautizar a su hijo en la capilla de la villa Nuestra Señora de la Aurora mientras las autoridades miraban desesperanzadas.

El venerado escritor y viajero ingles John Ford escribió sobre la época de El Tempranillo, como “una en que Fernando VII era el rey de España y José Maria era el amor de Andalucía”. Esta referencia inspiró al amigo de Ford, el artista John Frederic Lewis, a incluir a El Tempranillo en una colección de dibujos de la región. Al visitar Córdoba, Lewis se percató que más gente hablaba de El Tempranillo que del rey. Lewis contactó y se encontró con El Tempranillo, en 1832. Sus retratos muestran a un hombre pequeño, en un caballo igual de pequeño, con cabello oscuro, ojos azules, una gran boca y una nariz puntiaguda. Se le ve vestido con una camisa fina y un chaleco con botones de plata y ribetes de cuero.

Las retenciones a plena luz del día, tan temidas de El Tempranillo, y su creciente popularidad, forzaron al rey Fernando VII a ofrecerle un perdón y una vuelta a su trabajo. El perdón fue formalmente concedido en Estepa en Agosto de 1832 aunque no se conserva ningún dato escrito de ello. José Maria fue nombrado comandante en jefe del Escuadrón Franco de Protección y Seguridad Pública de Andalucía, al mando de sesenta guardias montados que usaban un uniforme similar al de la armada Española. Esto fue once años antes del establecimiento de la Guardia Civil Española en 1844.

El bandolero convertido en policía fue seriamente herido en un tiroteo mientras perseguía a otro José Maria, el bandolero El Barbarello, de Estepa, en un intento de arresto en la ruta entre Alameda y Mollina en 1833. Fue llevado al Parador de San Antonio en la calle Granada en Alameda, pero murió al día siguiente, el 23 de Septiembre de 1833.

Sus ritos fúnebres fueron celebrados por el sacerdote del pueblo, Navarrete, fueron leídos su testamento y su última voluntad ante Don Jerónimo Orellana, el notariado del pueblo. A pesar de sus años de bandido, El Tempranillo legó muy poco a su hijo huérfano, también llamado José Maria. El testamento contenía un poco más de dos casas, dos caballos y unos pocos reales pedidos en préstamo a sus amigos.

Por una inusual coincidencia el Rey Fernando VII murió en Madrid seis días después. José Maria Hinojosa Corbacho fue enterrado en una tumba esculpida en la iglesia de la Alameda, en cuyo patio aún hoy se pueden ver sus restos. Él es una de las figuras más importantes del Museo del Bandolero de Ronda.

El Bandolero, Pasos Largos (1863 – 1934)

José Mingolla Gallardo, Pasos Largos, ha pasado a la historia como el último de los bandidos de Andalucía. Nacido el 4 de Mayo de 1863 en una granja en el área de Los Empedrados, heredó el apodo Pasos Largos de su padre. Después de haber combatido para las fuerzas españolas en Cuba volvió para dedicar su vida a la caza furtiva, pero fue denunciado por un terrateniente a la Guardia Civil. Según dice la historia fue encarcelado, maltratado y luego liberado, después de lo cual mató al terrateniente en cuestión y a su propio padre. Ganó renombre por sus modos sangrientos, fue capturado y encarcelado una vez más, esta vez de por vida en 1916, pero liberado en 1932. Murió dos años después en extrañas circunstancias.


free hit counters

 

Los Bandoleros
Los Bandoleros del Hotel


Bandolero Romantico
El Bandolero Romantico


Los Bandoleros
Los Bandoleros



Bandolero con traje Goyesco


Armas del Bandolero
Armas de los Bandoleros


Bandolero con Arma
Bandolero con arma

 

 

About Bandoleros   Home Nederlands   Home Deutsch   Home Français   Home Español